“Plan Guaidó” de seguridad: cambio político para erradicar el “pranato”

“Plan Guaidó” de seguridad: cambio político para erradicar el “pranato”

Profile picture for user roberto
Los "pranes" mandan en las cárceles venezolanas con el consentimiento del régimen "madurista".
Etiquetas

Reformas judiciales para debilitar el poder de los “pranes” en el sistema penitenciario venezolano.

“Cambiar la relación entre el ciudadano y los cuerpos de seguridad para crear una alianza que garantice la vida y el respeto a los derechos humanos de los venezolanos”, es una de las propuestas del Plan de Seguridad, presentado el pasado 11 de abril en Caracas, por el presidente encargado de la República, Juan Guaidó, y del cual es asesor el abogado y coordinador de la ONG “Una Ventana a la Libertad”, Carlos Nieto Palma.

En un foro celebrado este viernes 3 de mayo en Caracas, el especialista en temas carcelarios explicó que la propuesta contempla reformas al sistema judicial y penal y al sistema penitenciario.

El plan de seguridad de Guaidó pretende además “debilitar el poder de los jefes de la prisión, conocidos como 'pranes'. En la actualidad, estas figuras carcelarias dominan el sistema penitenciario de Venezuela y controlan poderosas redes criminales desde su reclusión”, precisó el abogado y asesor de este plan.

A juicio de Nieto Palma, la figura el “pran” se consolidó con la gestión de Tareck El Aissami, cuando era Ministro de Interior y Justicia. El mismo se ha consolidado con la gestión de la actual ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, Iris Varela.

 

Resultado de imagen de iris varela y los pranes

A la ministra Iris Varela se le adjudicaba una relación sentimental con Teófilo Rodríguez (abrazado a ella en la foto), alias “El Conejo”, el pran de la cárcel de San Antonio, en Margarita, asesinado en 2016.

El resultado: centros penitenciarios que se convirtieron en sedes de las organizaciones criminales. “El pran pasó a ser la única figura con la que el gobierno establecía tratos, lograba acuerdos, pero detrás de eso –y como premio– el pran ganaba territorio, tomaba decisiones para ser ejecutadas fuera de los muros, con apoyo de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y del Ministerio de Servicios Penitenciarios”.

Agregó el experto que la figura del “pranato” consolida la actividad criminal y delictiva:las cárceles son un negocio tan productivo como Petróleos de Venezuela y, nuestras cárceles son universidades del delito, donde se planifican secuestros, extorsiones y otras actividades de crimen organizado”.

Otro de los aspectos que contempla en plan de seguridad de Guaidó es el retardo procesal. Nieto Palma, a través de la ONG “Una Ventana a la Libertad”, registró que al menos 80% de los presos en Venezuela tienen retardo procesal y no tienen una sentencia definitivamente firme. “Según lo que dice la misma Constitución, son presuntamente inocentes, pues son inocentes hasta que no se demuestre su culpabilidad”, concluyó.


 


 

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.