¿Oxígeno para Maduro tras las primarias argentinas?

¿Oxígeno para Maduro tras las primarias argentinas?

Profile picture for user roberto
maduro y cristina k
Etiquetas

Las cábalas del régimen “madurista” ante el avance del “kirchnerismo” en Argentina

Mientras el presidente interino Juan Guaidó advierte de un “Madurazo” en camino, el régimen usurpador de Nicolás Maduro, muy afecto a la magia y las creencias espiritistas, parece ahora encomendarse a una especie de “milagro” político: el posible retorno del “kirchnerismo” a la presidencia argentina.

Las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) celebradas este domingo 11 de agosto en la Argentina mostraron una clara victoria del candidato “kirchnerista” y peronista Alberto Fernández, con 47% de los votos, muy por encima del actual presidente conservador Mauricio Macri (32%) En su fórmula electoral, Fernández cuenta con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner como candidata a la vicepresidencia de cara a las elecciones presidenciales pautadas para octubre próximo.

Un eventual retorno del “kirchnerismo” al poder en Argentina en las elecciones presidenciales de octubre próximo alteraría la ola de victorias “antipopulistas de izquierdas” presentada en la región, a través de procesos electores celebrados desde 2015, y que precisamente tuvieron su comienzo con la victoria de Macri en Argentina. En todo caso, el panorama hemisférico sigue mostrando un equilibrio de poder distinto, con victorias para los candidatos conservadores: mientras se celebraban las PASO argentinas, las elecciones presidenciales de Guatemala de este domingo le dieron la victoria al conservador Alejandro Giammatei.

En julio pasado, y en vísperas de las PASO, Fernández se desmarcó públicamente de Maduro tras la publicación del Informe Bachelet, al reconocer que existen “abusos y arbitrariedades” por parte del régimen “madurista”. Esto puede dar una señal de que su eventual presidencia no intente alinearse estrechamente con Maduro, si es que el usurpador se mantiene en el poder en los próximos meses. Pero con Cristina K en la vicepresidencia y el “kirchnerismo” pululando por las esferas de poder en Argentina, las perspectivas no parecen ser tan halagüeñas.

América Latina tendrá otros contextos electorales en los próximos meses (Bolivia, Uruguay) donde se da por descontado que la izquierda conservará el poder, lo cual supone otro balón de oxígeno para Maduro. Y está el México de López Obrador, otro aliado tácito del "madurismo". No obstante, Brasil y Colombia tienen presidencias de derechas muy alineadas con la política hemisférica de Donald Trump, así como otros países (Perú, Chile) que forman parte del Grupo de Lima. Toda vez, Ecuador está presenciando un proceso de “descorreización”, que incluso ha llevado a una orden judicial de prisión preventiva para el ex presidente Rafael Correa, otro tradicional aliado del “chavismo-madurismo”.

En caso de eventualmente activarse el “Madurazo” contra la democracia en Venezuela, tal y como advierte el presidente interino Guaidó, el proceso de aislamiento internacional del régimen usurpador seguirá siendo una evidencia, a pesar del apoyo de un puñado de actores (Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán, Turquía). Toda vez el Informe Bachelet lo desacredita a nivel mundial y el embargo de Trump a activos en EE.UU en poder del régimen usurpador lo ahoga económicamente, la abrupta ruptura del diálogo en Barbados convierten a Maduro en un paria internacional.

Con todo, Maduro muy seguramente estará esperando un “milagro”, esta vez de la mano de un “kirchnerismo” que anuncia su posible retorno al poder. Pero los tiempos son otros. Con una PDVSA en bancarrota, ya no hay “petrodólares” del chavismo comprando alianzas políticas. Organismos como el ALBA, CELAC y UNASUR son entelequias del pasado, sin fuerza política regional. Con una crisis humanitaria rampante en Venezuela que afecta seriamente a la región y una huida hacia adelante de Maduro hacia la dictadura total, sería igualmente difícil considerar un retorno de los tiempos de gloria de alianzas entre el chavismo y el kirchnerismo. No obstante, la política es el arte de todo lo posible. Por eso, hay que estar atentos con las elecciones argentinas de octubre.

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.